INMUNOFLUORESCENCIA

Una enfermedad autoinmune es la aparición de anticuerpos dirigidos contra estructuras propias debido a un error de funcionamiento del sistema inmune.

Son enfermedades crónicas que presentan sintomatologías similares y que suelen aparecer asociadas. Los pacientes típicos suelen ser mujeres entre los 35 y 45 años, aunque también aumenta la incidencia de estas enfermedades con el proceso normal del envejecimiento.

Las enfermedades más comunes suelen ser el Lupus Sistémico Eritematoso, el Artrítis Reumatoide, Diabetes Tipo I, Enfermedad de Graves, Hashimoto (Tiroides), Síndrome de Antifosfolípidos, Vasculitis y Cirrosis Biliar Primaria.

Las enfermedades reumáticas tienen sintomatologías externas muy similares. Están causadas por la aparición de anticuerpos específicos contra determinadas proteínas, mayoritariamente nucleares (ANAs). La correcta identificación del origen de la enfermedad permite un tratamiento adecuado.

La metodología de la Inmunofluorescencia es la única forma de estar razonablemente seguros de detectar cualquier anticuerpo que exista en la muestra.

El perfil ENA y los ANAs se utilizan para descartar enfermedades autoinmunes dependiendo de las características sintomatológicas del paciente, el doctor puede escoger una o varias de las pruebas antes mencionadas.




IMAGENES VISTAS CON MICROSCOPIO